Select Page

Cómo influenciar a tus clientes y vender más

¿Quieres influenciar la decisión de tus clientes?, ¿quieres vender más?, ¿quieres que siempre te elijan a ti o a tu producto?, para que todo esto suceda debes convencerlos de que eres la persona indicada para comprarte. Aquí hablaremos de algunas metodologías que sin duda te funcionarán para vender. 

¿Qué es la influencia? 

Es cuando tu puedes hacer que la otra persona cambie de opinión, diriges ese camino para que tome la decisión que tu quieres. Por supuesto, no se trata solo de eso, sino también de confianza. La confianza es el pilar fundamental de la influencia, para poder influenciar a una persona sin duda debemos tener en cuenta este pilar. 

Por esta razón se crean las marcas, ya que ellas representan calidad y un  nivel de servicio/producto que puede garantizarte confianza. Si estas ofreciendo algún tipo de servicio/producto debes empezar por entrar en el mundo de tu cliente potencial, ponerte en sus zapatos, pensar en todo lo que él necesita, las dudas que podría tener, siempre uno o dos pasos adelante. 

Esto te permitirá saber hablar y expresar ante tu cliente, sabrás que palabras correctas usar, podrías utilizar hasta el mismo idioma de palabras que él usa. 

Metodologías para hablar con tu cliente 

Diamante de Confianza

Imaginemos a un diamante, sabemos que tienen 4 paredes (podrías dibujarlo mientras  lees) cada pared tendrá un significado. 

  • Conectar: 

A nosotros nos interesa conectar con el cliente, y ¿cómo podemos hacerlo?, hablando con él. Puedes empezar por preguntas abiertas ejemplo: cómo estás; qué tal el día de trabajo hoy; te gusta el clima que hace el día de hoy. Preguntas donde ellos puedan darte una respuesta abierta también, que pueda dar inicio a una conversación fluida por parte de ellos y tú solo te preparas a escuchar al principio. Lo ideal es que los primeros 10 minutos la conversación sea de cualquier cosa menos de negocios. 

  • Compartir 

Necesitamos encontrar lo que tenemos en común con el cliente, puede ser un amigo, una situación que se haya vivido, deportes, de dónde viene, pueden existir variedad de cosas que compartir con el cliente. 

  • Convencer 

Una vez apliques los dos primeros puntos y ya tienes la confianza verás lo fácil que será esta parte. Podrás ir abriendo el tema de negocios poco a poco, enseñarle los beneficios de tu producto/servicio, pero sobre todo demostrarle que siempre estarás ahí para el cliente si te necesita, si presenta dudas, si algo no lo tiene claro. 

Cuando ya existe la confianza entre tu y tu cliente, él tendrá la libertad de hacerte las preguntas que desee, y estas preguntas son la clave de cierre de un acuerdo. Por eso es tan importante crear y fortalecer primero la confianza para luego convencer. 

  • Vincular 

Nuestro último punto es tan importante como todos, es lo que nos permitirá cerrar el trato.  Vincular es importante ya que necesitas quizás la segunda reunión con tu cliente potencial, sobre todo cuando estamos hablando de servicios con precios elevados. La mejor forma de poder concretar este vínculo es sin presiones para dejarlo pensar, ofrécele una segunda visita a su oficina u otro encuentro en un café la semana siguiente, de esta manera tendrás el siguiente punto de partida. 

Tomando en cuenta todos los puntos que mencionamos, piensa en cómo te tratan cuando entras a una tienda de productos caros, o cómo te atienden los camareros cuando visitas un restaurante fuera del país, suelen interesarse en saber cómo estás, cómo te sientes, si te agrada el lugar, etc. Te darás cuenta que están aplicando todos y cada uno de los puntos de nuestro diamante de confianza. 

 

Duplica tus ingresos en 90 dias.

Aprende como puedes simplificar todo lo que haces para obtener mejor resultado de tus ventas.
Aprende en esta masterclass gratuita: